Nosotros

Noticias corporativas Chilquinta Energía

Fondo de Desarrollo Local de Chilquinta Energía benefició a más de 42 mil personas de la Región de Valparaíso


  • Con el objetivo de aportar a la comunidad en contexto de emergencia sanitaria por la pandemia, la distribuidora apoyó iniciativas presentadas en distintas comunas dentro de su zona de concesión.

 

Hace más de tres años, Chilquinta Energía lleva adelante el Fondo Concursable de Desarrollo Local. En la versión 2020 de esta iniciativa, resultaron ganadores 13 proyectos, presentados por organizaciones sociales y sin fines de lucro de la zona de concesión de la compañía.  En esta oportunidad, y en línea con la contingencia sanitaria, el fondo tuvo foco especial en aquellas propuestas que solucionaran problemáticas sociales surgidas a causa de los efectos del Covid-19, a través de cuatro líneas de financiamiento: Seguridad Alimentaria, Higiene y Seguridad, Infraestructura y Equipamiento y Medio Ambiente y Eficiencia Energética.

 

“Entre los objetivos principales que tiene Chilquinta está el hecho de ser parte del desarrollo de la zona en la que estamos insertos. Por este motivo, desde el inicio de este proceso, con la postulación de los proyectos y hasta que estos culminaron, acompañamos a los beneficiarios de manera integral, manteniendo un trabajo mancomunado y muy atento, ya que se trata de un camino de mucho aprendizaje y una retroalimentación continua con la comunidad”, destacó la Subgerenta de Asuntos Corporativos y Comunidades, Macarena Deney.

 

En el marco de este proceso y con la preocupación constante de la compañía por el bienestar de las personas, la implementación de todos los proyectos se realizó respetando estrictas medidas sanitarias para el control del Covid-19.

 

Detalle de los ganadores

Con el objetivo de inhibir los efectos económicos y sociales del Covid-19, Chilquinta Energía financió iniciativas que generaran un impacto positivo en la población, como por ejemplo, un proyecto para la creación de una red de impresoras, que permite la entrega de material educativo a estudiantes en vulnerabilidad social de zonas rurales de Llay Llay, afectados por la suspensión de clases presenciales producto de la pandemia. A lo que se suman una iniciativa en Valparaíso, para implementar mejoras en una sede comunitaria para sacar adelante una olla común en el Cerro Mariposas y un proyecto orientado a asegurar la disponibilidad de agua potable en Puchuncaví.

 

El resto de los recursos permitieron financiar proyectos de infraestructura y equipamiento, tales como la implementación de sedes sociales, en Quilpué y Quillota, la instalación de luminarias en Catemu, Villa Alemana y La Calera, la habilitación de alarmas comunitarias en Valparaíso, el mejoramiento de áreas comunes como plazas y canchas multiusos en Playa Ancha y Catemu, además de beneficiar a Bomberos de Catemu, con la compra de equipamiento de rescate.